jueves, 10 de febrero de 2011

Intrusismo laboral

Esta mañana me llamaba la atención un tema que ha salido a la palestra en el foro. Lo podéis leer aquí directamente: Intrusismo laboral. Se trata de lo que se viene llamando “intrusismo laboral”. Muchos profesionales se quejan de que otros, menos cualificados para desempeñar determinas funciones, se están haciendo cargo de trabajos que estaban, en un principio, indicados para los primeros. Los arquitectos se quejan de los aparejadores, los aparejadores de los arquitectos, los arquitectos de los ingenieros, los ingenieros de todos los demás. Los fotógrafos profesionales se quejan de que se publican fotografías en la prensa hechas con el móvil, los periodistas de que ahora cualquiera se cree serlo.

¿Y qué pasa con los licenciados en filología? ¿Y qué sucede con todos aquellos que habéis estudiado traducción e interpretación? Intento hacer memoria y hace unos años no había escuchado a nadie quejarse en nuestro ámbito, pero en los últimos tiempos sí que se ha empezado poco a poco a alzar la voz. Es una impresión personal; quizá estas quejas han existido siempre y yo no era consciente de ello. Ahora sí. Porque mucha gente se cree con derecho a opinar sobre temas lingüísticos simplemente porque hablan la lengua. A mí, hace unos meses, me llegaron a decir: “a ver si no voy a poder decir “me se caen los pantalones” sólo porque tú lo digas; yo lo digo así y no va a estar peor de como tú lo digas”. Esta frase es cierta. En otra ocasión, en el tren, una chica le explicaba a una amiga que no entendía por qué no se estudiaba en los colegios la literatura de verdad, como El Código da Vinci o Millenium, en lugar de esas obras tan antiguas que no le importaban a nadie. Son ejemplos aislados, lo reconozco, pero existieron, al fin y al cabo…

Lo que quiero decir es que no deberíamos sentir vergüenza ni miedo a protestar cuando consideremos que hay intrusismo profesional en nuestro campo. Por lo menos, deberíamos decirlo, dejar constancia de ello. Porque, y esto creo que lo tenemos claro, nadie lo va a hacer por nosotros.

10 comentarios:

Bettie dijo...

No soy filóloga, pero me interesa el tema. Creo que en las carreras "de letras" una parte importante del intrusismo está en educación. Yo estoy acabando Filosofía, y he tenido constancia de casos en los que profesores de lenguas clásicas imparten filosofía en bachillerato. No sería tan grave si además la profesora en cuestión no entendiese ni papa de filosofía: que no es su obligación, que como profesora de latín y griego era fantástica. Pero vaya, el hecho ahí está. Es que es como si a mí, el día de mañana, me ponen a enseñar Lengua, latín y griego, o inglés. Pues será un fracaso, no para mí, sino para los pobres alumnos.

También recuerdo que en primaria, 2 de mis años de inglés me los impartió un profesor que era maestro, en general, y que, por su cuenta o como fuese, había aprendido inglés. El señor decia "Monday", tal y como suena. "monday". Es lo que se me quedó, porque antes, había tenido inglés con una profesora que sí estudió filología, y yo sabía que no se pronunciaba así. Pero en otras palabras, al estar en los primeros años de inglés en el cole, yo no podía notar los errores. Cogí vicios de pronunciación muy feos que aún hoy no me acabo de quitar.

El tema es que en estos campos el intrusismo laboral no es voluntario, sino forzado de alguna manera, impuesto por los centros, porque no pueden coger a más profesores o como sea. Pero bueno, ahí está el tema.

Consuelo dijo...

Hola:

En Secundaria, al menos aquí en Valencia, el intrusismo viene impuesto desde Conselleria d'Educació. Los profesores tienen que impartir asignaturas "afines" para poder cubrir horarios. Craso error porque el hecho de que un alumno estudiara latín en la Facultad no significa que esté capacitado para dar clase de esta asignatura. Es más, en algunas asignaturas das refuerzo de cualquier cosa. Es lo que hay.


Por otra parte, como "intrusismo entre los propios filólogos" tengo que recordar a compañeros míos que, siendo licenciados en Filología inglesa, iban a Reino Unido a dar clase de Español para extranjeros. También es lo que hay.

Filóloga Clásica dijo...

Hola :
Como bien ha dicho Consuelo, en València el "intrusismo" te lo impone Conselleria para llenar horarios y ahorrarse profesores; en los concertados y privados pasa tres cuartos de lo mismo y la culpa no es del/ de la profesor/a en cuestión. Respecto a que nos pongan a los de Clásicas a dar filosofía , pues no es lo más adecuados, desde luego; pero al menos tenemos conocimientos filosóficos porque en la carrera no sólo estudiamos, sino que trabajamos y traducimos los textos originales de filósofos desde los presocráticos hasta San Agustín; así que al menos en temario de Primero de Bachillerato de Filosofía y un tercio del de Segundo lo controlamos. Peor es cuando ponen a alguien de castellano a dar latín y griego - que Conselleria lo hace- y no sabe nada de griego y apenas latín.
En cuanto a lo que menciona Bettie acerca de su maestro de inglés en primaria; en primaria deben dar clase los maestros y supongo que sería maestro especializado en lengua extranjera inglesa.

vientos de cambio dijo...

Es fácil identificar a quienes disfrutan del arte de la palabra.

BITÁCORA BECARIA dijo...

Perdón: en castellano se dice "intrusión".

MatíasG dijo...

Escribí una pequeña respuesta en mi blog, (http://kinophilia.blogspot.com/2011/02/re-intrusismo-laboral.html) pero es tal vez demasiado larga para dejarla aquí en los comentarios. Muy buena entrada.

Los filólogos somos necesarios dijo...

Bitácora, en castellano se puede decir "intrusismo". Está aceptado por la RAE:

intrusismo.

(De intruso).

1. m. Ejercicio de actividades profesionales por persona no autorizada para ello. Puede constituir delito.

BITÁCORA BECARIA dijo...

La lengua es de todos sus hablantes, y no de la R.A.E., cuyos miembros son minoría y además la mayoría de ellos pertenece a sectores minoritarios de la sociedad.

¿De "permiso", "permisismo"? ¿ De "obseso", "obsesismo"? ¿De "confuso", "confusismo"?

Eso no es del riñón de la lengua nuestra. Se lo habrá inventado quien se lo haya inventado. Si empleamos la palabra "intrusismo" y continuamos haciéndolo durante mucho tiempo, acabará siendo legítima, claro. Mejor palabra sería "intrusionismo"; con ella se daría a entender que la intrusión se practica de manera habitual, como medio de vida o ambas cosas, como ocurre con "ilusionismo". Se te pueden ocurrir significados para "ilusismo", pero es mejor seguir las reglas de construcción de palabras a la hora de inventárselas.

mena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Los filólogos somos necesarios dijo...

Precisamente porque la lengua es de todos los hablantes lo decía. Yo he utilizado (y como yo muchos hablantes) la palabra "intrusismo". Uno puede estar o no de acuerdo con la RAE, pero si usamos esa palabra no estamos haciendo nada incorrecto. Es más, esa palabra no se la ha inventado la RAE, que es bastante restrictiva a la hora de aceptar nuevos términos.
Por supuesto, agradecemos tu comentario, que enriquece sin duda esta discusión (y con el que estamos de acuerdo en su mayor parte), pero sólo queremos decir que la palabra es válida en castellano. Se puede decir "intrusismo" sin cometer un error.