sábado, 16 de abril de 2011

Optimismo y prepotencia

Tengo muchos amigos futboleros (por no decir todos o la gran mayoría). Unos son aficionados del Barcelona, otros del Real Madrid. Alguno del Atlético de Madrid. Los menos, del Espanyol de Barcelona. Como muchos de vosotros sabréis (las radios, las televisiones y los diarios se están encargando de ello), habrá cuatro enfrentamientos directos entre Real Madrid y Barcelona en menos de veinte días. Lo nunca visto, dicen.

He estado presente en varias discusiones (algunas acaloradas) sobre el resultado final de cada uno de los partidos. Si el seguidor del equipo X dice que cree que su equipo va a ganar, el seguidor del equipo Y le dice que es un prepotente. Si ese mismo dice que su equipo va a perder, el otro le responde que odia su falsa modestia.

En fin, que ayer un diálogo que parecía sensato acabó siendo una discusión sobre la diferencia entre optimismo y prepotencia. ¿Es prepotencia decir que tu equipo va a ganar o que así lo crees? ¿O es sólo optimismo? ¿Depende del tono? ¿O depende del interlocutor?

2 comentarios:

Miguel Sánchez Ibáñez dijo...

Yo lo único que creo que resulta preocupante es que, con la que está cayendo, las conversaciones y medios de comunicación se vean copados por el trascendente hecho de que 22 personas van a reunirse en un campo de césped a dar patadas, estilosas, eso sí, a un balón.

Anónimo dijo...

Los medios de comunicación saben de estrategias...