lunes, 11 de julio de 2011

Pacha, aña

Por supuesto, no recuerdo las primeras palabras que pronuncié en voz alta. Tampoco recuerdo si tardé mucho en hablar o me lo tomé con relativa calma. En fin, no tengo la información de primera mano, pero digamos que las fuentes son del todo fiables.

No sé si todos los padres esperan que las primeras palabras de su hijo sean “papá” o “mamá” o cualquiera de sus múltiples derivados, pero estoy seguro de que ha habido miles de sorpresas en esas primeras palabras. ¿Sabéis qué fue lo primero que dijisteis? El otro día, en una reunión familiar, volvieron a explicarme que las primeras palabras que dije fueron “pacha” y “aña”. Como os podréis imaginar, nadie sabía muy bien qué quería decir aquello.

Al principio no me hicieron demasiado caso, pero luego fueron atando hilos, cuando fui pronunciando algunas otras palabras y ya llamaba a mis padres. Entonces, cuando tuve delante una cuchara, pronuncié “pacha”. Cuando vi una naranja, pronuncié “aña” (esto último, al parecer, con cierta efusividad). ¿Tanto me gustaba comer? Ésa es otra de las cosas que no recuerdo, claro… Pero ya me han contado que no se me daba mal del todo.

No sé si mis padres se desilusionaron o se sorprendieron, pero llegados a este punto me pregunto si aquel uso del lenguaje era una necesidad por mi parte o simple glotonería.

5 comentarios:

Azote ortográfico dijo...

A mí la verdad es que no me han dicho nunca qué fue lo primero que dije (si es que alguien se acuerda a estas alturas). Lo que sí me han recalcado en innumerables ocasiones es que empecé a hablar muy pronto y, además, hasta por los codos.

Aún no he parado, de hecho.

¡Saludos!

Devaneos de un moderno Peter Pan dijo...

No es de extrañar que los primeros balbuceos sean referentes al sustento. Menos, teniendo en cuenta que nuestra cultura se mueve en torno a la comida. O al menos, eso acreditan mis alumnos extranjeros.Literalemente "parecéis hobbits en España, os pasáis el día comiendo"...
Bueno... =D

Un saludo!

Sonia dijo...

Yo empecé con "papá", "mamá" y "aba" (por "agua") y de ahí no pasé durante unos meses. Un día, sim embargo, empecé a hablar bien, con enunciados bien construidos y un léxico bastante abundante. Mi madre siempre dice que yo estuve engañándolos a todos, haciéndome la tonta, porque quería hablar ya como los mayores. Ya de empezar a hablar, hacerlo bien :P

Dorota dijo...

Pues siento quitaros la ilusión pero las primeras "palabras" seguramente no son las primeras sino las que nuestros padres en aquel momento reconocieron como primeras. Porque, si un bebe en España dice "baba", ¿los padres lo consieran una palabra? Y con qué significado? En mi lengua sería "abuela". Y "papa" se referiría a la comida, no al padre.
Como mucho son las primeras sílabas combinadas de tal manera que los jóvenes e ilusionados padres encuentran en ellas algún rastro de palabras conocidas (y forzando, forzano, porque no creo que un bebé como una de las primeras palabras diga "agua" ;)

Tuky dijo...

Me quedè pensando qué hubieran hecho si les decías, como primera palabra, algo del estilo: "electrocardiograma" jajaja
un abrazo grande.

pd: me dio mucha ternura esta entrada