martes, 8 de noviembre de 2011

Tú, Vueling

Ayer me subí por primera vez a un avión de la compañía aérea Vueling. El nombre de la aerolínea, que usa también en sus campañas esa especie de “spanglish” extraño, no me parece el mejor del mundo, pero dejaremos ese tema para una mejor ocasión. O peor, según se dé. Al entrar al avión, tenía justo delante una chica de unos veinte años, que frenó en seco delante de la azafata. La miró, como si fuese a decirle algo, pero finalmente decidió caminar hacia su asiento. No había dado ni dos pasos cuando la azafata, con gran amabilidad, le preguntó si podía ayudarla. La chica se lo pensó mejor, dio media vuelta y se puso a escuchar la megafonía del avión.

-Disculpe, pero… ¿por qué tutean a los pasajeros?

La azafata frunció el ceño por un momento, pero respondió de manera muy educada:

-Tengo que reconocer que a mí me parece una mala idea; no lo entiendo. Cuando hablamos directamente con un pasajero, estamos obligados por la compañía a tratarle de usted, algo que me parece que entra dentro de la lógica en una relación entre empresa y cliente, pero lo de tutear a través de la megafonía es una idea del departamento de marketing.

La chica se quedó pensativa durante unos segundos, le dio las gracias y finalmente se dirigió hacia su asiento. Cuando caminé detrás de ella por el pasillo, algunos pasajeros hablaban en voz baja y se mostraban en desacuerdo con ese tuteo. A mí, me pareció extraño. Veremos la próxima vez.

3 comentarios:

Serendil Odae dijo...

Yo cuando subo a un avión bastante tengo con encontrar mi sitio y no ponerme nervioso. Si ya me pongo a preocuparme sobre si me tutean el viaje se convierte en un caso.

Un saludo :)

Mei Manzanero dijo...

Nunca me había planteado algo así (bueno, tampoco nunca he volado con la compañía Vueling, pero bueno).

Puede que desde el marketing hayan pensado que el tuteo da más proximidad y que por tanto los pasajeros harán más caso cuando se expliquen las normas de seguridad.

Lo que puedo decir con mi experiencia es que yo una vez viajé en avión desde España y no explicaron esas normas ni en español ni en catalán (salía de Barcelona).

dalet dijo...

La última vez que volé con ellos, ya no nos tuteaban por megafonía, ni en la revista corporativa, ni...