viernes, 12 de noviembre de 2010

Los filólogos van a tener voz

No digo yo que no la tengan ya, pero a veces tenemos la impresión de que no se nos escucha lo suficiente. O con la suficiente atención. Otras veces, el filólogo no sabe muy bien dónde buscar información, dónde charlar con sus compañeros de carrera o dónde compartir información que puede ser valiosa para otros.

A través de la página que creamos en facebook, por primera vez tuve la sensación de estar acompañado (incluso arropado) por compañeros con inquietudes parecidas y anécdotas que parecían ser las mismas que había vivido yo. Por lo que sé, a muchos de vosotros os ha pasado lo mismo.

En ocasiones, insisto, nos quejamos de estar arrinconados, de ser considerados licenciados de segunda (o de tercera), de no saber quitarnos los complejos. Hace ya años, un profesor de literatura medieval nos dijo en clase, después de escuchar de los alunmos comentarios en esta línea: "chicos, estáis equivocados, debéis darle la vuelta a la situación. Ser filólogo (o estudiante de filología) no es una excusa, sino una responsabilidad".

No puede ser que más de quince mil personas estén equivocadas, ¿no? ¿O sí? Bromas a parte, en unos pocos días esperamos poder presentar un nuevo proyecto en el que nos gustaría que participaseis todos vosotros activamente. Porque es un proyecto para que se nos escuche, para que nos escuchemos entre nosotros y para seguir creciendo. Para que nadie diga que no tenemos voz. Para compartir. Para criticar cuando haga falta. Para saber que siempre nos tendremos a mano.

Y, como la página de facebook, como este blog, como la cuenta de twitter, el nuevo proyecto es vuestro y para vosotros. Han sido semanas de trabajo, pero ya falta poco para que se nos escuche. O para que se nos escuche más alto.

Como siempre, gracias a todos.

3 comentarios:

MatíasG dijo...

Y... ¿qué es exactamente?

Antonio dijo...

Eso... ¿Qué vamos a tener? :)

Lengua Viva dijo...

Gracias a ti.