jueves, 4 de agosto de 2011

Hantonios y Llolandas

Tengo varios amigos que son profesores en secundaria. Uno de ellos me explicaba hace unos días que le descontó unas décimas a un alumno por escribir de forma incorrecta su nombre en un examen. Había puesto “Enrike”. El chico protestó y alegó que era su nombre y lo escribía como le daba la gana. Mi amigo se mantuvo firme y le descontó esas décimas. El tema llegó a la dirección del centro y hubo hasta una reunión con los padres, que también se quejaron formalmente. Mi amigo explicaba que cada uno puede “tunearse” su nombre como quiera, pero no ante instancias oficiales. Le dijo a su alumno que probase a volar con una tarjeta de embarque donde su nombre no coincidiese con lo que pone en su documento de identidad (en cierta ocasión yo mismo me encontré en Londres con una Chelo a la que no dejaron subir al avión por eso). Los padres no querían dar su brazo a torcer, mientras que el centro defendía a su profesor.

Al final, el chico (buen estudiante, para más señas), le dijo a mi amigo que escribiría su nombre correctamente, después de una conversación que tuvieron ambos. El profesor le puso algunos ejemplos: Hantonio, Llolanda, Bicente y un largo etcétera (quedó en pasarme el listado completo). El chico acabó reconociendo que no se veían muy bien y que quizá el suyo, al que estaba acostumbrado, pudiese causar la misma impresión a otros, incluidos, por cierto, los examinadores de selectividad.

Si alguna vez veo escrito Hantonio por algún lugar, os lo haré saber. Y si tenéis ejemplos parecidos, os animo a compartirlos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo tengo un ejemplo que es todo lo contrario, un amigo se llama Curro, no Francisco, sino Curro. Sus padres eran unos innovadores y lo registraron así. Cada vez que rellena alguna instancia o ha de dar su nombre, tiene que llevar el D.N.I porque no se lo aceptan en ningún lado.

Anónimo dijo...

¿Os habéis fijado en la belleza de la expresión: "Capaz es de llover"? (Pronunciado en andaluz)

^(.)^ Silvia ^(.)^ dijo...

Hombre, yo jamás he "tuneado" mi nombre en un examen, pobre de mí y del profesor sobre todo, pero sí que lo hago por internet a modo de ocio. Muchas veces lo escribo así: "Sylviah" o "Sylvia", como digo yo, muy anglo todo. :-) Ahora, en casos "reales" que me llamen como está visto en mi DNI.

mar dijo...

Tengo unos padres muy modernos que me han llamado Marysol (todo el mundo cree que me lo inventé) :)