domingo, 31 de julio de 2011

Manosear la literatura

Sábado en una librería del centro. Paseo por los pasillos sin rumbo fijo, parándome allá donde veo algún título interesante. De repente, veo un libro que hacía tiempo que buscaba; ya lo había leído, pero quería comprarlo, así que lo cojo de la pila y me pongo a hojearlo tranquilamente. Una señora, a mi lado, me mira sin disimulo. Yo le devuelvo la mirada y me sale un gesto involuntario con las cejas. Algo así como "¿sí?, dígame". La señora, de unos sesenta años, se da la vuelta y se marcha a otro pasillo, así que sigo pasando las páginas del libro, recordando algunos pasajes y sonriendo involuntariamente.

Cuando estoy a punto de cerrarlo y dirigirme a la caja, la señora aparece por el otro lado, me vuelve a mirar y me dice: "deja de manosear la literatura; compra el libro". Acto seguido, la mujer se marcha por donde ha venido. Yo miro a mi alrededor, para ver si alguien más ha oído sus palabras. Me quedo con el libro entre las manos, sin saber muy bien qué decir. De no ser porque han venido a buscarme, quizá todavía estaría allí.

Horas después, todavía estoy sorprendido, pero tengo que reconocer que me ha gustado eso de "manosear la literatura".

5 comentarios:

Devaneos de un moderno Peter Pan dijo...

A veces la gente tiene unas sinestesias en la cabeza que no se lo creen ni ellos... Hay mucho potencial filólogico por ahí escondido... No somos necesarios, ¡somos esenciales, innatos! jejeje

Buen mes de agosto.

Los filólogos somos necesarios dijo...

Buen mes de agosto para ti también. :)

Los filólogos somos necesarios dijo...

Y para todos los demás, claro.

^(.)^ Silvia ^(.)^ dijo...

Pues si a eso se le llama manosear la literatura libro en mano, me declaro culpable del delito, y a mucha honra, porque en mi caso me puede mi pasión bibliómana: me gusta tocar, oler, ver, "sobar" los libros, aunque luego acaben dejados en los estantes, eso sí, con mi huella ya impresa. Ahora cada vez que vaya a una librería me diré eso de "venga, vamos a manosear la literatura" en vez de "mirar libros".

Anónimo dijo...

...filólogo... a lo mejor me equivoco, pero creo que has utilizado el condicional incorrectamente: "quizá todavía estaría allí". Creo que lo correcto es utilizar el subjuntivo: "quizá todavía estuviera allí". Disculpa si la que se equivoca soy yo y corrígeme cuando sea necesario. Con tanto alemán se me está olvidando el castellano.